La historia de cómo llegamos a este punto.

¿Cómo llegamos a estos niveles de producción y consumismo? No quisiera culpar a nadie porque esencialmente ha sido una vuelta de rueda que no ha podido parar desde mediados del siglo XVIII.  Me refiero al momento en que se inicia la Revolución Industrial; ese periodo cuando la economía que estaba basada en el trabajo manual fue reemplazada por una nueva dominada por la industria.  La manufactura se empieza a apoyar en las máquinas y es esta mecanización la que ayuda a lograr una mayor producción, más eficiente, más rápida y por supuesto la expansión del comercio. Las rutas de transporte mejoraron y posteriormente nació el ferrocarril con su esperanza de avance, comercio y comunicación entre lugares lejanos.

Y asi hemos vivido los últimos años, los últimos siglos.  Las generaciones anteriores buscando el éxito económico y comercial no tenían tiempo de planear para el futuro.  Los gobiernos no podía regular la explotación de los recursos naturales.  Las comisiones especiales, no tenían tiempo para examinar todos esos inventos que a este momento aún no sabemos si han hecho bien o mal a la salud, al medio ambiente y a nuestra forma de vida.

El siglo XX en particular ha tenido el desarrollo tecnológico mas impresionante y  altibajos extremos en la economía.  Los valores cambiaron y el consumismo llega a su máxima expresión, sobre todo en el Nuevo Continente, donde las guerras no habían impactado tan drásticamente, donde los espacios libres aún existían y los recursos no habian sido aún catalogados en peligro de extinción.

El consumismo es la acumulación de bienes y servicios considerados no esenciales. Por supuesto en la década de los ochentas, la compra de bienes, de moda, de comodidad, es avalada, apoyada e incluso  promovida por el sistema político y económico. Al promover el consumismo, se asegura la posición competitiva de las empresas y el crecimiento de la riqueza como signo de status y prestigio dentro de un grupo social.

Siendo que el consumo a gran escala en la sociedad contemporánea compromete seriamente los recursos naturales, los investigadores y la comunidad empiezan a dar un giro diferente a la forma de vida y es entonces cuando el término sostenibilidad nace con el objetivo de lograr regresar al equilibrio ecológico.

Es ahora hasta el siglo XXI cuando el término se difunde, se promueve y una parte de la población comienza a preocuparse por tomar las acciones adecuadas para proteger su entorno.